Un catálogo de Bienal en epub (y II)

En el anterior post explicábamos la interesante iniciativa de la Bienal de Lyon de editar parte de su catálogo en digital. Si bien existe un catálogo en papel, la Bienal ha decidido editar un anexo digital que recoge la documentación generada por la actividades y exposiciones de la Bienal que por cuestiones de tiempo y operatividad era imposible que recogiera un catálogo en papel editado antes (o simultáneamente) a la inauguración del evento.

Con su permiso, vamos a destriparlo un poco, pues tiene algunos detalles interesantes desde el punto de vista del cacharreo-epub, al que somos bastante aficionados en este blog.

Primera sorpresa: no es un pdf. Bien. ¡Bien!. Al menos no se han limitado a coger el diseño original del catálogo en papel, añadirle unas páginas y exportar un pdf desde el InDesign de turno. El catálogo es un archivo epub al que se le suponen las virtudes de un epub: texto líquido, legibilidad en cualquier dispositivo, opciones de interacción, hypertexto, etc, etc. Vamos a ver.

Segundo detalle: pesa mucho, muchísimo (ya lo advierte la propia Bienal a los que tratan de bajárselo o comprarlo aquí: ¡377 megas! Claro. Un catálogo tiene fotos, muchas fotos, y en buena resolución. Y tiene vídeos… Pero 377 megas son muchos megas: nada de enviarlo por email, ni por wasap, ni apenas subirlo a un dropbox para bajarlo al móvil o a la tableta. Hay que pasarlo con cables o limitarse a verlo en el ordenador. También ofrece la web de descarga algunos consejos para que lo puedas leer: con Gitden, iBooks o Readium para Chrome. En este blog lo hemos leído con iBooks para iPad e iPhone (de los más antiguos, ambos).

13e-biennale-lyon-epub_15 13e-biennale-lyon-epub_1

Una vez abierto el documento se muestra como un epub creado íntegramente en fixed-layout: con páginas pre-maquetadas (una página por pantalla) y una estructura tipo power-point. Cada página tiene cuadros donde se puede pinchar e ir a los distintos lugares del catálogo. Pinchando en los recuadros aparecen ventanas tipo pop-up con imágenes (con flechas para avanzar-retroceder) o con texto en dos idiomas que podemos subir o bajar con la barra lateral. El texto sin embargo no es líquido ni podemos variar su tamaño, color, fuente o nada de nada. Tampoco seleccionarlo para copiar, escribir comentarios, etc. En un teléfono móvil la lectura se hace, sencillamente, imposible.

13e-biennale-lyon-epub_27 13e-biennale-lyon-epub_10

Si miramos en las tripas del archivo opf vemos que el archivo es un epub 3.0 que ha sido realizado con la aplicación ibooks de Apple. El diseño fixed layout está forzado a todo el epub gracias a las declaraciones genéricas dentro de la etiqueta <metadata>:

<meta property="rendition:layout">pre-paginated</meta>
<meta property="rendition:orientation">auto</meta>
<meta property="rendition:spread">none</meta>

De este modo el documento puede ser leído página a página ("rendition:spread">none) horizontal y vertical ("rendition:orientation">auto), si bien en vertical el contenido no se redimensiona. Tal vez si el diseño es un esquema horizontal puro y duro con unas dimensiones específicas, como se ve en estas dos etiquetas:

<meta name="fixed-layout" content="true" />
<meta name="original-resolution" content="1024x768" />

el diseñador podría haber forzado la lectura exclusivamente horizontal así:

<meta property="rendition:orientation">landscape</meta>

y listos.

Las páginas del catálogo tiene links que llaman a los textos, fotos y algunos vídeos. Los textos aparecen en popup cuando se pincha el link adecuado, llamados a través de scripts de javascript declarados en el <manifest>:

<item id="js-flpopups-min-js" href="js/flpopups.min.js" media-type="text/javascript" />
<item id="js-jquery-min-js" href="js/jquery.min.js" media-type="text/javascript" />

Como decíamos arriba, los textos no pueden ser seleccionados ni modificados de ninguna manera, más allá de hacer scroll para ser leídos. Tampoco incluyen links que lleven a otros lugares fuera del ebook.

Los vídeos son llamados vía HTML5 y la etiqueta <video>.

Resumidamente, el catálogo es bastante más interesante que un simple pdf, desde luego, pero en su diseño general tampoco va mucho más allá de un diseño de papel adaptado a la pantalla, sin profundizar mucho en opciones de interacción ni tratando de hacer los textos más accesibles y legibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *